DE VERDAD BUSCANDO MI BANDERA

¿Dónde está mi bandera cubana?
La bandera más bella que existe.

Señor Editor:
Le escribo, guiado por mis instintos de buen cubano. Traigo entre mis manos a Bonifacio Byrne, corriendo el riesgo de sacarlo fuera del contexto actual, de los asuntos que me inquietan. Pero si, de la bandera, esa que no ha sido jamás mercenaria y en la cual resplandece una estrella, con más luz cuando más solitaria, de ella le hablaré, y de su relación con los cubanos de hoy.

La televisión me dio un regalo hoy: la Doctora María Dolores Ortiz regó, en una entrevista con Amaury Pérez, toda su sabiduría. De la entrevista de marras se pueden escribir diez, quince trabajos (un escribiente promete que hará algunos). Sin embargo, me llamó la atención una anécdota: Una bisabuela que tuvo, desplegaba una bandera cubana, cosida con sus propias manos, todos los días frente a su casa. Y comprometía a todos sus hijos en fechas patrióticas a rendirle tributo (junto a los que se sacrificaron por la patria) cantando el Himno Nacional.

Acto seguido, ambos (la doctora y su entrevistador) dieron en el clavo en una cuestión tanto patriótica como económica: El acceso de los cubanos de hoy a tener en su poder ese símbolo de nuestra cubanía, nuestra historia y nuestro sentimiento.

Es un secreto a voces, no existe un lugar conocido y público donde un cubano sato, pueda adueñarse de una bandera tricolor; no existe en moneda nacional y muy difícil en CUC (no hablo de las minibanderas). Algunos lugares históricos, turísticos y comerciales las ofertan en ese papel multicolor, en Cienfuegos fuí testigo de ello, pero eran pequeñas y a precios insultantes para mis bolsillos llenos de mariposas etéreas nacionales.

No hablaré de, todos los extranjeros pueden comprar una bandera en su país, así como el uniforme de su equipo deportivo nacional (ese es otro tema). Es un mito, conozco muchos amigos latinoamericanos a los que le es prohibitivo poseer cualquiera de los dos. En otras latitudes lucran mucho con los símbolos nacionales, se llenan las manos con el dinero y se vacían el alma de acuerdo con la época del año (Fiestas Nacionales, Mundiales de Fútbol, Olimpiadas…). Pero OJO, allá existe la oferta.

Cuba, no es como esos lugares allende a los mares. No podemos extrapolar las condiciones, ni el canibalismo existentes allí. Aquí, no tiene que caer la garra de la depredación monetaria de los símbolos nacionales, no puede el libertinaje apoderarse de multitud de costureros fabricando banderas y lucrando a sus anchas con nuestras pasiones. Pero en estos tiempos de cambios debe existir una mayor amplitud de opciones.

El Estado puede aumentar la producción de banderas, llevándolas a un mayor número de puntos de ventas con menores precios. También puede autorizarse a una determinada cantidad de costureras (o costureros, no seamos sexistas) con habilidades probadas para que comercialicen banderas de gran calidad y a precios convenidos con el Estado. Esta vez el Estado si debe rectorar esto, pues banderas malhechas o con precios trucados serían un insulto para todos.

Existen infinidad de vías y caminos para quedar, en esta cuestión, quedar bien con Dios y con el Diablo (los dos bien contentos). Con ello, podríamos lucir orgullosos y a la vez humildes miles de banderas, en cada ocasión que lo amerite, arropándonos con ellas y con la felicidad de ser cubano.

Hasta aquí estas líneas que le dirijo, con más pero sin tiempo
Un cubano Sato

PS: Sin querer llegar a sonar Patriotérico, recuerdo a Camilo dando su último clamor: Si deshecha en menudos pedazos, se llega a ver mi bandera algún día… ¡nuestros muertos alzando los brazos, la sabrán defender todavía!
[tags Bandera cubana, Cuba, comercio]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cotidiano. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s